Apoyo a familias

APOYO A FAMILIAS

La enfermedad de Alzheimer afecta tanto a la persona como a su entorno familiar, siendo agotador para los cuidadores que asumen la responsabilidad, mostrando síntomas de apatía, fatiga, agobio, nerviosismo, ansiedad, depresión, estrés, etc… generando problemas importantes en su salud física y mental que repercuten directamente en el cuidado y por tanto, en la persona cuidada.

Es por ello que necesitan ser informados sobre aspectos de la enfermedad y sobre los recursos sociales y económicos existentes para hacer frente a ella, así como apoyo psicológico para gestionar las emociones y las conductas derivadas y conocer espacios de ocio y tiempo libre alejados de la situación de cuidado que generen relajación y satisfacción.

El Programa de Apoyo a familias se presta de lunes a viernes, en horario de mañana y tarde según las necesidades de las familias.

Las actividades realizadas son:

  • Atención psicológica individual: consiste en apoyar psicológicamente y de manera individual al cuidador o familiar que lo solicite. La psicóloga es la encargada de valorar y detectar las patologías relacionadas con el cuidador principal  y programar las actividades de intervención con la familia para la aceptación y afrontamiento de la enfermedad, así como modificar pautas de forma personalizada con cada familiar dependiendo de su estado emocional.
  • Grupos de autoayuda: suponen una vía para expresar sentimientos y emociones que se generan en la persona cuando adopta el rol de cuidador principal. Dichos grupos están dirigidos por la psicóloga y se realizan el último martes de cada mes.
  • Talleres de formación teórico-prácticos:  se trata de ofrecer a los cuidadores principales los conocimientos tanto teóricos como prácticos necesarios para desarrollar adecuadamente su labor.  Se siguen dos líneas de actuación fundamentales:  talleres de formación del cuidador: «Cuidarse para cuidar»; y talleres de formación sobre el cuidado: «Cuidar de forma eficaz».
  • Actividades socioculturales:  consisten en actividades de ocio y tiempo libre satisfactorias con el fin de mantenerlos relajados y alejados del cuidado durante un rato, relacionarse y recuperar aficiones perdidas. Se realizan excursiones, visitas guiadas, meriendas, etc…
  • Asesoramiento social: se trata de de proporcionar orientación e información a los familiares sobre recursos sociales y económicos, actividades recreativas, reorientación en caso de baja del Centro, etc…
  • Programa de termalismo terapéutico: se trata de un programa de vacaciones las cuales ofrecen la posibilidad de disfrutar de estancias turísticas en hoteles con el apoyo de profesionales a los familiares y cuidadores para la atención a sus enfermos. Incluye actividades lúdicas, terapéuticas y educativas.